Encuentra tu animal de poder

No tienes un solo ángel, o un guía espiritual que te cuide en tu vida. Tienes un equipo entero de guías, ángeles, seres queridos e incluso guías de espíritu animal que te apoyan desde los reinos del espíritu.

Los guías espirituales animales, o a veces llamados animales de poder o tótems, son miembros poderosos de tu equipo espiritual. Tus guías espirituales animales trabajan desde más allá de lo físico para darte poder y ayudarte a estar en sintonía con la tierra. Los animales de poder también ofrecen guía, protección, te ayudan a superar el miedo, y pueden prestarte su sabiduría específica y sus atributos para apoyarte en tu viaje por la vida.

Puedes tener un animal de poder, o puedes tener más de un espíritu animal guía en un momento dado. Incluso puedes tener algunos espíritus animales, que se unen a ti por un breve tiempo para ayudarte a superar un desafío emocional, ofrecerte protección cuando la necesites o prestarte fuerza, en un determinado momento de tu camino. Incluso puede que el espíritu de una mascota del pasado se una a tu equipo en espíritu para seguir queriéndote y apoyándote después de su vida, desde los reinos del espíritu.

Tus guías espirituales animales normalmente se te aparecerán a través de la meditación, los sueños y las visiones. Algunas personas tienen encuentros directos con sus animales de poder en la naturaleza, aunque no siempre.

Una cosa importante a tener en cuenta cuando se trata de animales de poder es que, en la mayoría de los casos, no eres tú quien elige el animal de poder con el que vas a trabajar… Más bien, tu espíritu animal te elige a ti.

Puede que ames a un determinado animal, o que desees tener un animal en particular en tu equipo… Sin embargo, a través de tu meditación o trabajo de sueños, un guía animal completamente diferente aparece para ti. Confía en que los guías animales adecuados, con importantes lecciones y sabiduría para compartir, han elegido trabajar contigo por una buena razón. Tu guía espiritual animal debe estar en armonía contigo en el nivel de tu alma auténtica.

No te decepciones si tu espíritu animal no es lo que esperabas. Esta puede ser tu reacción si esperabas un lobo, y el escarabajo da un paso adelante en su lugar. Los animales de poder a menudo reflejan las cualidades y lecciones de tu alma trayendo curación y guía a tu yo espiritual más profundo. Todos los animales de poder tienen mucho más que dar de lo que puede parecer a primera vista.

A menudo parecen ayudar a traer estas cualidades del alma a la superficie, o a purificar y aclarar la manifestación de la verdad de tu alma en lo físico.

Además, vuestros guías espirituales animales se darán a conocer cuando decidan hacerlo, y cuando sea el momento adecuado, aunque no necesariamente la primera vez que lo pidáis. La mayoría de los espíritus animales no se revelan la primera vez que se les pide. Esto no quiere decir que no te apoyen… Sólo que la comunicación con ellos es algo que a menudo se gana a través de tu compromiso con el crecimiento espiritual, y la vida en armonía con la tierra.

Si quieres conocer a tu animal espiritual. Pero no parece funcionar, ten paciencia. Es su elección cuando aparecer, y pueden tener una muy buena razón para esperar hasta cierto momento.

Aprender a identificar y conectar con tu animal de poder es un tipo de búsqueda espiritual que la gente ha estado haciendo durante miles de años. En las culturas antiguas e indígenas, el conocimiento, la comunicación y el uso del poder de los espíritus animales estaba profundamente integrado en la vida diaria y en la práctica espiritual.

Con intención, concentración y paciencia puedes sintonizarte con la poderosa medicina de tus guías espirituales animales en tu vida actual.

Cómo conocer a tu espíritu animal

Puedes descubrir tus guías animales de múltiples maneras. La primera forma es simplemente pedirle a tu espíritu animal que se haga conocer a ti… …y luego ser paciente, consciente y observador hasta que se muestre.

Los sueños son una forma común en la que tus animales de poder aparecerán. Antes de dormir, pide a tu animal de poder que se conecte contigo en un sueño. Ten en cuenta que tal vez necesites pedir sinceramente varias noches seguidas antes de que tu guía espiritual animal entre en tu espacio de sueño con guía y medicina.

Lo mismo ocurre con la invitación a tu guía espiritual animal para que entre en tu meditación… Es posible que tengas que meditar sobre tu espíritu animal varias veces antes de que aparezca, aunque no siempre, ya que para algunos puede aparecer la primera vez.

Conoce a tu espíritu animal Meditación autoguiada

Para conocer a tu Animal Espiritual una de las mejores maneras es hacer una meditación intencionada, puedes pedir al Arcángel Ariel y al Arcángel Jofiel que se conecten contigo para ayudarte a relajarte y sintonizarte vibratoriamente con la presencia y guía de tu animal espiritual.

Siéntate sigue las siguientes instrucciones y deja que tus ángeles y animales espirituales hagan el resto del trabajo para ayudarte a conectarte!

Meditación autoguiada

Encuentra un lugar cómodo para sentarte, relájate y empieza a imaginar la luz blanca a tu alrededor. Coloca la intención de encontrarte con tu espíritu animal… O haz la pregunta «¿quién es mi espíritu animal?».

Respira conscientemente mientras empiezas a dejar ir cualquier expectativa, pensamiento o apego a ciertos acontecimientos.

Libera cualquier miedo, duda o inseguridad a la luz.

Cuando estés en un estado elevado, relajado y meditativo, comienza a visualizar que estás en un hermoso lugar en la naturaleza.

No pienses demasiado en dónde. Sólo déjate transportar a la belleza del mundo natural. Puede que te encuentres en un hermoso bosque, junto a un arroyo balbuceante, en la cima de una montaña, en una pacífica pradera o a la orilla del mar.

Cualquier escena que sintonices es perfecta, permítete entrar de lleno y experimentar este mágico lugar en la naturaleza. Vean, escuchen, sientan y huelan lo que les rodea. Experimenten la belleza y la vida que hay aquí. Sé consciente, relájate y simplemente sé.

Este puede ser el alcance de tu meditación por ahora… Alternativamente, si tu animal espiritual siente que estás listo para conocerte, dará un paso adelante para conocerte.

El primer animal que aparece en tu visión es tu guía espiritual animal. Puede que se acerque lentamente para que puedas abrazarlo, o que se quede atrás a distancia. Puedes comunicarte telepáticamente con tu espíritu animal. Despeja tu mente para que puedas recibir la guía, la medicina y la sabiduría que ellos tienen para ti.

Puedes hacer preguntas si lo deseas. Pero quizás aún más poderoso en tu primer encuentro es absorber su presencia y perspicacia. En vez de desear un cierto mensaje, sólo sé receptivo a lo que ellos tienen para compartir contigo ahora.

Abre tu corazón para sentir y experimentar el amor y la presencia de tu espíritu animal que ha elegido dar un paso adelante para guiarte, apoyarte y enseñarte.

Cuando tu tiempo por ahora termine, agradece a tu espíritu animal, y siente la hermosa visión de la naturaleza que se escapa lentamente mientras regresas a la plena conciencia.

Qué hacer una vez que conozcas a tu espíritu animal

Una vez que conozcas a tu animal espíritu, estudia su vida, su hábitat y sus características para tener una idea de las áreas en las que pueden estar para ayudarte en tu vida.

Encuentra una imagen de tu animal de poder, y medita sobre ella. Teniendo en cuenta que aprender quién es tu animal espiritual es sólo el principio.

Mientras que puedes leer sobre el simbolismo general de ciertos animales de poder, el verdadero significado de tu vida será descubierto a medida que, profundices tu conexión con tu guía animal.

Una vez que sepas quién es tu animal espiritual, comienza tu siguiente viaje para conectarte con tu animal espiritual.

Esta conexión con tu animal de poder puede ayudarte a aprender más sobre tu auténtico ser y el propósito de tu vida, así como tus habilidades innatas, los recursos del alma, y cómo eres capaz de superar los desafíos y profundizar tu conexión con la naturaleza, y traer más significado a tu vida.

Con amor y luz,