Limpia tu energía con un baño de sal

Limpieza espiritual con un baño de sal

A lo largo de la vida cotidiana, se encontrará con una gran variedad de personas y lugares, todos ellos con firmas energéticas únicas.

Tú también tienes una firma energética única, y está constantemente interactuando con todas las otras energías a tu alrededor.

Algunas de estas energías vibratorias son finas, ligeras y positivas, y cuando las encuentras, te sientes elevado, refrescado e inspirado. Sin embargo, mucho de lo que encontrarán es realmente bastante denso, y lleva consigo una baja vibración que si se absorbe y no se aborda puede acumularse en su energía y pesarlo seriamente.

¿Alguna vez has sentido que llevas el «peso del mundo sobre tus hombros»…? Energéticamente hablando, este es un fenómeno muy real. Hay mucha negatividad en el mundo ahí fuera, y en un momento en que dejas caer tu escudo de amor y alegría, es fácil asumir estas vibraciones más bajas (especialmente si eres energéticamente sensible).

La buena noticia es que tu cuerpo energético es capaz de sacudirse de forma natural parte de la densa energía del mundo que encuentras… Pero cuando te encuentras con vibraciones particularmente pesadas o consistentemente bajas, pueden permanecer en tu campo energético, y se acumulan con el tiempo. Esto es lo que crea esa sensación de cansancio, pesadez o incomodidad. La densa energía en tu aura también te llevará a un aumento del estrés, montañas rusas emocionales, e incluso retos de salud y mucho más.

Aunque lo intente, es imposible evitar completamente todo lo que pueda impactar negativamente en su cuerpo energético. Tu aura no sólo se ve afectada por factores externos, ya que tus propios pensamientos negativos, las emociones de baja vibración y las creencias limitantes juegan un papel en la claridad de tu aura y el cuerpo energético que te rodea.

Además, con el ajetreado estilo de vida de hoy en día y una amplia plétora de toxinas ambientales, hace que sea aún más difícil para el cuerpo energético «sacudirse las cosas» y reequilibrarse.

Por eso es tan importante limpiar regularmente el aura y el cuerpo energético.
Una solución fácil y relajante para la limpieza de su cuerpo energético es tomar un baño de sal!

Los baños de sal son una forma simple pero increíblemente poderosa de limpiar tu cuerpo físico, relajarte y liberar el estrés, liberar toxinas, estimular la circulación, aliviar dolores y molestias, Y limpiar y elevar tu aura.

Entonces, ¿cómo funciona esto exactamente?

Aquí está mi receta favorita de baño de sal:

Aprende mi receta favorita de baño de sal para limpiar la energía. Una gran manera de limpiar su energía y elevar su vibración rápidamente!

Llene su bañera con agua, asegurándose de que esté a una temperatura cálida y confortable.

Añade unos 2 puñados de sal marina sin procesar de alta calidad. Me gusta usar la sal rosa del Himalaya que está naturalmente llena de minerales beneficiosos, pero cualquier sal pura sin refinar es perfecta.

Cuando añada la sal, imagínese que la luz se vierta en la bañera y que el agua se transforme en la mayor vibración posible (como la luz líquida) para limpiar y elevar completamente su ser.

A continuación, agregue dos gotas de lavanda y dos gotas de aceite esencial de incienso. Si todavía no tiene aceites esenciales puede saltarse este paso… Pero al añadir los aceites esenciales puros de alta calidad, su baño le ayudará a relajarse más profundamente y a elevar aún más su vibración.

También me gusta añadir algunos cristales al agua… De nuevo, esto no es un requisito, pero aumentará aún más la potencia de su baño de sal si lo hace.

También puedes encender algunas velas si quieres, poner música relajante o hacer una meditación guiada para mejorar la atmósfera.

Antes de entrar en el baño de sal, tómate un momento y establece la intención de liberar toda la negatividad almacenada en tu mente, cuerpo y espíritu en la luz.

Sumérgete completamente en el agua salada y sumérgete durante unos 20-30 minutos, sintiéndote bien al tomarte este tiempo sólo para relajarte y recargarte. Si le resulta difícil sumergir la cabeza bajo el agua, puede llevar una taza para verter el agua sobre su cabeza.

Mientras te sumerges, puedes encontrarte naturalmente pensando en cosas que te están molestando… Esto es completamente normal, y puedes tener emociones que suben a la superficie también.

Imagina que todo lo que te está pesando está siendo sacado de tu mente, cuerpo y espíritu… y liberado a la luz.

Relájate, respira, y disfruta del agua tibia y calmante mientras trabaja para limpiar tu mente, cuerpo y espíritu.

Cuando termines tu baño… puedes enjuagar la sal con una ducha rápida, o simplemente con una toalla. He hecho las dos cosas y realmente no importa por dónde vayas.

Tómate un último momento para visualizar un escudo de luz a tu alrededor, y luego disfruta sintiéndote limpio, elevado y más ligero en su vibración.

Este tipo de baño ritual se usa mejor una vez a la semana… Pero protegerse con luz y amor es algo que recomiendo todos los días.

¡Disfrute!